Historia del diario mexicano El Universal

Comparte

El diario mexicano El Universal nació el 1 de octubre de 1916 bajo el lema “Diario Político de la Mañana”, por iniciativa del ingeniero Félix Fulgencio Palavicini, con el objetivo de dar la palabra a los postulados emanados de la Revolución Mexicana cuando comenzaba el Congreso Constituyente de Querétaro del cual Palavicini formó parte.

Fue en el edificio “Gambrinus” ubicado en la esquina de Madero y Motolinía, en el centro de la capital, donde se ubicó la primera redacción y los talleres del periódico provistos de una rotativa Goss de cuatro pisos en la que se había impreso el diario “El País” a principios de siglo, después pasó a formar parte de los activos de la Compañía Editorial Católica, que posteriormente vendió el equipo a EL UNIVERSAL, en esta máquina fue donde se imprimió la primera Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en 1917.

Desde su nacimiento, el nuevo diario ligó íntimamente su trayectoria a la defensa de los postulados emanados de nuestra Carta Magna y se propone fortalecer la reconstrucción económica, social y jurídica del país mediante la aplicación de un ideario basado en la rehabilitación de la autoridad civil, antirreeleccionismo, apego total a las garantías constitucionales, libertad de expresión e igualdad jurídica de la mujer.

Fue esta Casa Editorial la primera que lanzó en México una edición vespertina, EL UNIVERSAL Gráfico, el cual apareció el 1 de febrero de 1922; de la misma manera, el dinamismo editorial se dejó sentir con la aparición de suplementos como EL UNIVERSAL Ilustrado y EL UNIVERSAL Taurino que revelaron al país un proyecto perfectamente cimentado que logró trascender sin temer a la ira de quienes sintieron afectados sus intereses con el nuevo y más antiguo órgano periodístico que existe en el país.

El 14 de abril de 1923, Félix Fulgencio Palavicini deja la Gerencia y Dirección General del diario para dedicarse de lleno a su actividad política, es entonces cuando emergen Miguel Lanz Duret, como Gerente, y José Gómez Ugarte como Director. A la muerte de Lanz Duret, en 1940, la Presidencia y Dirección General del periódico fue ocupada por su hijo, Miguel Lanz Duret Jr.

A partir del 23 de octubre de 1969, el licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz asumió la Presidencia y Dirección General de LOS UNIVERSALES, con lo que se inicia una etapa de constante crecimiento y superación en materia periodística y tecnológica. Comenzó entonces el proceso de renovación que colocó a EL UNIVERSAL a la cabeza del periodismo mexicano. El proyecto del licenciado Ealy respecto al contenido del diario fue muy claro desde el principio: Pluralismo ideológico como manifestación genuina de la libertad de expresión en la búsqueda de un país más democrático. Desde entonces, EL UNIVERSAL se ha mantenido a la vanguardia del periodismo nacional ofreciendo a los lectores la información veraz y oportuna que la sociedad reclama.

En 1990 EL UNIVERSAL fue el primer periódico mexicano en certificar su circulación pagada, como otro de los importantes pasos que dio el licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz en su lucha por dignificar la relación de la prensa con la sociedad y el gobierno. Para ello, fue contratada la organización estadounidense Certified Audit of Circulation (CAC), convirtiéndose también en el primer periódico que publicó sus cifras reales de circulación y venta.

Llega el año de 1999, que sin duda marcará una fecha clave en la moderna y futura historia de EL UNIVERSAL . De cara al nuevo milenio y en el aniversario 30 de la Presidencia y Dirección General del licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz , se modificó el diseño y contenidos del periódico para conservarlo a la vanguardia, no sólo entre los diarios del país, sino entre los cotidianos del mundo; se incorporó color a la primera sección; se rediseñó y replanteó el concepto del cabezal y de la tradicional imagen del águila que vuela soportando al mundo y que ha caracterizado a “EL UNIVERSAL” desde 1921. Se construyó una nueva redacción que se constituye como la más moderna y grande de América Latina -cerca de 3,000 metros cuadrados, espacios para alrededor de 300 equipos de cómputo, que dan servicio al personal encargado de la edición diaria del matutino (directivos editoriales, reporteros, editores, secretarios de redacción, reporteros gráficos) y se introdujeron las más modernas tecnologías al proceso de edición que se complementaron con sofisticados sistemas de impresión. El periódico que cumplió 83 años, se transformó en “El Gran Diario Independiente de México”.

De la misma manera se lanzan nuevas publicaciones de la casa de los UNIVERSALES: la revista semanal Día Siete, en conjunto con algunos de los principales periódicos del país, con un tiraje de más de 225,000 ejemplares.

Punto y aparte merece el lanzamiento de EL M, con el cual se incursiona en el mercado de las publicaciones informativas gratuitas que han tenido un espectacular crecimiento a nivel mundial y que se distribuyen extensivamente en varias de las principales capitales de otros países del orbe. EL M, cuenta con un tiraje de 100,000 ejemplares de distribución gratuita diaria de lunes a viernes y que se reparten en las primeras horas de la mañana entre los usuarios del Metro.

Por último este mes de marzo de 2001 el portal EL UNIVERSAL On line impulsa una nueva e importante etapa informativa del periódico con la consolidación del mayor esfuerzo estratégico, tecnológico, humano y editorial realizado por un medio de comunicación nacional, con la mirada puesta hacia el futuro, con los pies fincados en el presente y con la confianza de que la tradición informativa de LOS UNIVERSALES será el recipiente que acrisole los esfuerzos comunicativos de esta Casa Editorial hacia la nueva dinámica del país en los umbrales del siglo XXI.


Comparte

Be the first to comment on "Historia del diario mexicano El Universal"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*