Pobrecito Mortal: Corre todo muy de prisa y sólo quiero descansar

Comparte

Es el año 2011 y el gran Jorge González está haciendo un concierto en el Teatro Caupolicán, el que sería grabado en un DVD que todo fanático debe tener en su biblioteca.

En medio del show el sanmiguelino hace una pausa y anuncia que cantará un cover muy especial adelantando una pequeña historia sobre un mago maravilloso.

El cuento parte en los años setenta, una “buena época, para la música al menos y en la tele siempre salía la wea más fome de Chile, con unos cantantes súper encorbatados, cantando covers de otra gente”.

“Como que si alguien tenía una canción propia no valía y tenía que ser un éxito de algún latino tipo Camilo Sesto o Julio Iglesias pero cantado en la tele. Bastante denigrante el panorama”, sostiene González.

Entre todo eso “aparece un personaje increíble, una especie de mago maravilloso, con un traje alucinante y con una voz que te ponía la piel de gallina y con una inteligencia … ¿estará por acá Florcita Motuda?”.

Luego de agradecer y homenajear a Florcita Motuda, el gran Jorge González se apronta a cantar Pobrecito Mortal no sin antes aleonar al público para que haga una especie de “We Will Rock You” para acompañar la canción.

Pobrecito Mortal es una crónica certera y ácida, interpretable en muchos sentidos pero con la idea común de que los medios, en ese tiempo la televisión, más que aportar sirven para que la gente tenga más pesar que bienestar.

Esto me hace acordar de una pareja de grandes amigos de Quillota que viven sin televisión y se ven más felices que el promedio de la gente, más felices que yo que trabajo en los medios.

La interpretación de Jorge González es sublime en cuanto le pone pulcritud a la canción, dándole nueva vida a través de su interpretación, que es escuchada atentamente por un Raúl Alarcón presente en el Teatro Caupolicán.

La sensación constante de guerra y terror comienza con un “hombre está empezando la tercera guerra, las informaciones me mantienen angustiado, las noticias me persiguen todo el día, ya llegaron los platillos voladores (Cuándo) en la tele (cuántos).

Con un acompañamiento musical simple pero efectivo, que persigue esa sensación de aumento de la tensión con el mensaje que dice “Ya no tengo ganas de llegar a la oficina, de plancharme la camisa, corre todo muy de prisa, sólo quiero descansar”.

La genialidad de Florcita y la magia de González llega en el coro que señala “Pobrecito mortal si quieres ver menos televisión descubrirás que aburrido estarás, por la tarde. Y si el informativo te estremece un poquito, tu mientes en el fondo no puedes negar que te gusta”.

Volvemos a fojas cero, a la paz y a la tranquilidad, pero hay que subir el cerro de nuevo. Empezar un nuevo día con “Hombre estoy temblando, toca mis rodillas, tiembla el matrimonio, tiembla toda la familia, ya empezaron las noticias a contarnos sus desgracias, secuestraron otro avión los extremistas (Cuándo), en la fucking Tele (Cuántos). Ya no tengo ganas de llegar a la oficina, de plancharme la camisa, corre todo muy de prisa. SOLO QUIERO DESCANSAR”.

Descansar la mente, lograr la añorada tranquilidad para luego tener la ansiada felicidad, ese mundo mental tan fácil pero tan lejano a la vez.

Pobrecito mortal es una canción para cantar parado arriba de la cama, en esos días malos en los que quieres explotar, botar la mierda del día y despejar la cabeza. Un grande Florcita Motuda y un grande Jorge González.

Sean felices.

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=434-U6wE-Xs”]


Comparte

Be the first to comment on "Pobrecito Mortal: Corre todo muy de prisa y sólo quiero descansar"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*